La vitamina E es un ingrediente natural de muchos aceites vegetales, entre ellos el de oliva, la vitamina E es un saludable componente de la dieta mediterránea. Según la revista medica británica Lancet, los autores de un estudio efectuad con 2000 cardiacos en fase avanzada han concluido que la ingestión abundante de esta vitamina reduce considerablemente el riesgo de sufrir un infarto.

En el estudio, realizado en Cambridge durante 18 meses, todos los participantes siguieron tomando sus medicinas habituales, pero a la mitad se le administraron grandes dosis de vitamina E, y a la otra mitad, un placebo. Al termino del estudio, en el grupo que tomó la vitamina solo se habían producido 25 infartos por cada 100 del grupo que no lo tomó. Es decir, la vitamina redujo el riesgo en 75 por ciento.

El grupo trata presento la misma tasa de infartos que los individuos no cardiacos, y el tratamiento resultó más eficaz que los regímenes actuales a bajase de aspirina y reductores del colesterol. Morris Brown, investigador de la Universidad de Cambridge, dice: “Por años la dieta mediterránea se ha considerado un modelo de alimentación saludable, pero nadie sabia por qué. Hoy podemos afirmar que la Vitamina E previene infartos”.