Hay miles de dietas con diferentes métodos o alimentos específicos, y que contribuyen a la pérdida de peso. Sin embargo, también hay un esquema de dieta que se limita exclusivamente al consumo de líquidos, nos referimos a la dieta líquida. En este artículo responderemos algunas preguntas respecto a este tipo de régimen para bajar de peso

¿En qué consiste una dieta líquida?

60% de nuestro cuerpo es agua, por lo que no es sorprendente que los seres humanos son capaces de sobrevivir mejor y más tiempo utilizando el líquido que los alimentos sólidos. Por lo tanto en una dieta líquida, como su nombre lo indica, se consumen solamente líquidos, con el fin de eliminar algunos kilos no deseados, ya que, por regla general, de este modo toma menos calorías de las que consume su cuerpo. Sin embargo, y debido a que el cuerpo no puede, y no debe,  vivir sólo líquidos durante largos periodos de tiempo, se recomienda que la dieta líquida sea seguida por unos pocos días a la vez, nunca superior a una semana. Lo que bebemos también contribuye a la cuenta de calorías al final del día, por lo tanto, es necesario saber qué beber y qué no beber si el objetivo final es bajar de peso. Y es por eso que a pesar que una  dieta de líquidos divide en 2 tipos

dietas liquidas

Hay esencialmente dos tipos de dieta líquida: una es llamada dieta líquida clara y  la otra dieta líquida completa. Mientras que la primera versión de la dieta líquida sólo permite el consumo de líquidos claros, la  segunda versión es la dieta más completa  y permite líquidos con más consistencia. Hay quienes optan por seguir una dieta moderada de líquido, y hacen que al menos una comida diaria se componga de alimentos sólidos, preferentemente aquellos que pueden suministrar los nutrientes que los líquidos no son capaces de proporcionar en su totalidad. Tal vez los términos pueden resultar un poco confusos, por eso le explicaremos que tipos de líquidos hay en cada tipo de la dieta de líquidos.

Dieta de líquidos claros: En general, la dieta de líquidos claros está compuesta exclusivamente de líquidos  tales como agua, té, café, helados, zumos de fruta sin pulpa, bebidas gaseosas, sopas / caldos transparentes, gelatina, y otros.

Dieta líquida completa: en cuanto a una dieta líquida completa  sus contenidos son más pesados que los de una  dieta líquida transparente, son líquidos más consistentes, por ejemplo sopas tipo crema, puré de verduras, leche, helados, postres, miel, entre otros.

Ventajas y desventajas de la dieta líquida

Como cualquier dieta, la dieta líquida también tiene sus ventajas y desventajas. En términos positivos, esta es una dieta de fácil preparación y ejecución, y también se puede transportar fácilmente de la casa (llevar al trabajo, por ejemplo); Además, proporciona un rápidos resultados. Teniendo en cuenta los aspectos negativos, la dieta líquida requiere mucha fuerza de voluntad, además, implica varios días sin comer alimentos sólidos, lo puede privar a nadie de  siguientes nutrientes y calorías esenciales para el día a día, lo que se puede traducir en mal humor, debilidad, fatiga, entre otros.