Las terapias naturales, también conocidas como medicina alternativa, son prácticas que cada día se hacen más populares entre las personas, tanto para tratar enfermedades como para aumentar la sensación de bienestar. Aunque existen distintos tipos de terapias naturales, todas tienen en común que conciben al ser humano desde un enfoque que integra la salud emocional con la salud física, por lo que estas prácticas buscan establecer un equilibro entre la mente y el cuerpo a través de la concienciación y la interiorización de nuestras sensaciones.

¿Qué se entiende por terapias naturales?

Se entiende por terapias naturales al conjunto de prácticas que ayudan a aliviar las afecciones mediante procedimientos naturales no invasivos que se presentan como una alternativa a la medicina tradicional. La práctica de este tipo de terapias incluye una gran variedad de disciplinas tales como el yoga terapéutico, la acupuntura, la aromaterapia, terapias corporales y energéticas, la fitoterapia, entre otras, que cambian en función a las preferencias de las personas y el tipo de afección que se desea tratar.

La práctica de algún tipo terapia natural cada vez es más común entre las personas, ya sean como complemento de los tratamientos de las enfermedades crónicas o como prácticas habituales para aumentar la sensación de bienestar. La principal característica de estas terapias es que se basan en elementos que forman parte de la naturaleza y, en líneas generales, buscan integrar el plano mental con el corporal en cada una de las sesiones, porque el objetivo está orientado a mejorar la salud física y emocional de las personas.

Aún cuando la credibilidad de las terapias naturales ha sido cuestionada por la comunidad científica, los efectos positivos en la salud de las personas que las practican son la evidencia de su efectividad. En este sentido, no se trata de dejar de lado las prácticas de la medicina que conocemos, sino de integrar otros elementos que puedan ayudar a las personas a aliviar sus afecciones sin depender exclusivamente de los fármacos.

¿Cómo pueden las terapias naturales ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas?

En una época en donde el estilo de vida estresante ha deteriorado mucho la calidad de vida y la salud de las personas, las terapias naturales se convierten en una alternativa para recuperar el bienestar. Estas terapias se enfocan en buscar el equilibrio entre la mente y el cuerpo mediante el correcto flujo de las energías, lo que permite liberar tensiones, aumentar la sensación de bienestar y tratar las enfermedades y dolencias desde otra perspectiva.

La ventaja de estas alternativas es que no son invasivas y, por tanto, no suelen tener efectos secundarios. Asimismo, dependiendo de la terapia que se practique pueden ser muy efectivas para aliviar los dolores producto de enfermedades crónicas, ayudar a mejorar el sistema circulatorio, disminuir los niveles de estrés y fomentar el reconocimiento de nuestro cuerpo, con el objetivo de establecer un equilibrio emocional que permita aumentar la sensación de tranquilidad y alivio. Ciertamente, no son terapias curativas en el sentido en el que comprendemos a la medicina tradicional, pero ayudan en el proceso de recuperación porque se centran en un concepto de bienestar integral.

Las terapias naturales como complemento a los tratamientos convencionales

Hoy en día es posible encontrar distintos tipos de terapias naturales, algunas heredadas de la antigua cultura occidental como la acupuntura, y otras prácticas que se han ido adaptando a fines terapéuticos tales como el método pilates o el yoga. Cada una de ellas cuenta con una metodología propia que permite que la persona que las ponga en práctica encuentre un equilibrio físico y mental que facilita el alivio de las afecciones.

Una de las razones que ha hecho que las terapias naturales sean consideradas, incluso por algunos médicos, es su percepción integral del ser humano. En contraste con la medicina convencional, estas alternativas no se enfocan en la enfermedad sino en cómo hacer para que la persona se sienta mejor. En este sentido, la parte emocional juega un rol muy importante, ya que la aceptación, la tranquilidad y la comprensión de lo que padece nuestro cuerpo es fundamental para poder tener una recuperación efectiva.

Las terapias naturales también suelen ser muy recomendadas como tratamiento complementario para el dolor. En este sentido, se trata de una opción distinta a los fármacos, que representan un alivio importante para las personas, al mismo tiempo que mejora su calidad de vida. Por ejemplo, la acupuntura se considera una práctica efectiva en las personas que padecen cáncer, fibromialgia, osteoartritis, entre otras enfermedades que producen dolor crónico y que se ven afectadas desde el punto de vista físico y emocional.

Cursos de formación en terapias naturales

Gracias a la creciente aceptación de las terapias naturales como mecanismo efectivo para mejorar la calidad de vida, hoy en día se pueden encontrar cursos de formación para aprender las técnicas que se aplican en este tipo de terapias. Asimismo, se encuentran disponibles cursos orientados a los profesionales de la salud que están diseñados para integrar a estas terapias como recurso complementario que permita mejorar la atención y la calidad de vida de cada paciente; sobre todo, en las enfermedades más difíciles de tratar.

La importancia de los cursos de formación viene dada por el hecho de que las terapias naturales requieren de un conocimiento profundo de nuestro cuerpo a nivel físico y metal. Por ejemplo, el yoga terapéutico es una disciplina que es efectiva a cualquier edad, siempre y cuando, se sepa guiar a la persona en el proceso de concentración, en el que aprende a controlar su respiración sincronizándola con cada movimiento y lo combina con la meditación para mejorar los hábitos de posturas y las horas de descanso. Esta terapia es muy utilizada en el sector de la rehabilitación del aparato locomotor, ya que ayuda a acelerar el proceso de recuperación y a la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Los cursos de formación en terapias naturales que están dirigidos a profesionales de la salud buscan fomentar la incorporación de técnicas no invasivas para que ayuden a sus pacientes a sentirse mejor y, sobre todo, a tener una vida tranquila.