La actividad física moderada a intensa requiere el aporte de una gran cantidad de calorías y nutrientes diarios, para cumplir con las demandas del cuerpo. La contracción y relajación muscular consume mucha energía que debe ser proporcionada con los alimentos de la dieta diaria.

Además se requieren vitaminas, minerales y algunos oligoelementos claves en funcionamiento del metabolismo energético corporal.

Las dietas de las personas deportistas deben ser abundantes en calorías y variadas. El consumo de todos los grupos de alimentos de forma diaria asegura que se incluyen la mayor cantidad de vitaminas y minerales, evitando el déficit de alguno en particular, que determina un problema de salud.

Existen diversos suplementos deportivos que aportan algún nutriente en particular o un conjunto de ellos. Los mismos son una buena alternativa para aquellos deportistas que tengan una dieta insuficiente o realicen entrenamiento de competición. Es necesario valorar los requerimientos para cada deportista según la disciplina que practique. Algunos nutrientes contribuyen a un aumento de la masa muscular, en cambio otros garantizar el adecuado aporte energético. Un profesional médico deberá valorar que tipo de suplemento deportivo es mejor para cada persona, garantizando los mejores resultados y un cuidado sobre su salud integral.