La mayoría de los pacientes de diabetes tipo 1 son conscientes de que un componente esencial para el régimen de su dieta es determinar con precisión cual es la cantidad de hidratos de carbono que come durante las comidas.

Sabiendo esto, será capaz de determinar el nivel exacto de insulina que necesita para la preservación de la cantidad correcta de azúcar en la sangre. Aunque las proteínas, tienen un efecto menor sobre los niveles de glucosa en la sangre, a diferencia de los carbohidratos donde el impacto es mayor.

Para mantener normales los niveles de glucosa en la sangre, es necesario tener un plan alimenticio (dieta diabética) que te ayudará a equilibrar, con precisión, lo que consumes junto al nivel de insulina que necesitas aplicarte, también es importante tener en cuenta el nivel de ejercicio diario (el ejercicio, ayuda a reducir la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo).

En caso de que no mantengas en equilibrio estos tres componentes cada día (plan de alimentación, insulina y ejercicio), puedes tener algunos grandes altibajos con tu nivel de azúcar en la sangre.

Para un paciente de diabetes tipo 1 es muy importante que tome una cantidad predeterminada de insulina todos los días, y que la cantidad total de carbohidratos en los alimentos, así como en sus postres, sea constante también todos los días.

Los jóvenes y su dieta para la diabetes

Las consideraciones dietéticas para un joven que padece de diabetes tipo 1, dependen de su peso, así como de su patrón de crecimiento. Los jóvenes (mayores a 17 años) junto a los adultos, sin duda van a ser mucho más capaces de hacer frente a sus niveles de glucosa en la sangre adoptando hábitos alimenticios y rutinas de ejercicio diario.

Sin embargo, cada vez que ocurren eventos especiales como la Navidad, los cumpleaños o Halloween, se necesita un control adicional porque la En el caso de que su hijo o hija consuma mayoría de golosinas, tales como postres o dulces, es crucial que ese día coma un número menor de carbohidratos con el fin de compensar .

Por ejemplo, su hijo o hija desea una tajada de pastel de cumpleaños, tiene que dejar de consumir su porción diaria de carbohidratos (como la pasta o el arroz). Al hacer esto, ellos están manteniendo un equilibrio entre los carbohidratos y las calorías que consumieron.

Planificación de una dieta para la diabetes

Un gran número de personas con diabetes creen que la preparación de las comidas puede ser uno de los aspectos más difíciles en el manejo de la diabetes. Tu propio médico, o tal vez un experto en nutrición, sin duda puede indicarte un plan de dieta que se adapte a tus preferencias. Su plan de dieta también tiene que ser diseñado de manera que consumas el total adecuado de calorías para que puedas mantener tu peso ideal.

El equilibrio entre la comida y el uso de insulina te ayudará a mantener un nivel óptimo de azúcar en la sangre. Toma nota de las siguientes sugerencias:

  • Revisa las etiquetas de los productos alimenticios que compres en el supermercado para que puedas llevar un control en la cantidad de carbohidratos que consumes.
  •  La hora de la comida debe ser la misma todos los días, debes crear una rutina de alimentación constante
  • Al igual que en las comidas diarias, tienes que hacer un esfuerzo para tomar la insulina a la misma hora todos los días o según las indicaciones de su profesional médico
  • El tiempo de ejercicio diario tiene que ser tomado en cuenta por su médico, o tal vez un nutricionista, en la formación de tu dieta
  • Mantener un equilibrio entre las cantidades de grasas, carbohidratos y proteínas consumidas a diario

Si tú tienes diabetes tipo 1, no implica tener que dejar de comer lo que te gusta. Sin embargo, sí implica elegir el momento adecuado para hacerlo. Tenga en cuenta que tu plan de dieta diabética debe ser adaptado a tus necesidades y deseos, o es probable que te sea difícil ajustarte a él.

Recuerda siempre que la diabetes no aparece por casualidad, es el resultado directo de un desajuste dentro de su cuerpo. El ejercicio y seguir una dieta es la clave para controlar el azúcar en la sangre y evitar complicaciones graves.