Se calcula que más del 80% de los trabajadores de las grandes ciudades comen fuera de casa para evitar el tráfico y el caos de la ciudad. En la mayoría de los casos, comer fuera de casa implica no poder seguir una dieta e incluso comer en exceso y eso acaba afectando a nuestra salud.

Con el objetivo de que puedas mejorar tu alimentación, te dejamos una serie de consejos prácticos para que los emplees cuando comas fuera:

TLMD_10.31.12_principalconsejos

Comer en bares o restaurantes

Cada vez más bares y restaurantes ofrecen a los trabajadores económicas dietas que buscan ser lo más saludables posible, si sigues estos consejos podrás comer allí como si lo hicieses en tu casa:

  • – Elige un plato que lleve verduras o hortalizas (una ensalada, un revuelto, verdura cruda…).
  • – Elige otro plato con alimentos proteínicos (carnes magras, legumbres, pescado o huevos).
  • – Evita las salsas que tengan muchas calorías como el kétchup, la mostaza o la mayonesa.
  • – Controla la cantidad de comida que ingieres, no te pases comiendo.
  • – Elige durante el postre una fruta fresca, es la opción más saludable.

Comer en la oficina

Muchas otras personas, deciden comer en la oficina para no perder tiempo de trabajo desplazándose. Hoy en día, muchas empresas ya han adaptado zonas con electrodomésticos para que sus trabajadores se calienten la comida, con estos consejos comerás mejor:

  • – Cocínate tú la comida, no compres comida rápida ni de máquinas expendedoras.
  • – Controla la cantidad de comida que llevas para no comer en exceso y quedarte hinchado.
  • – Llévate comidas variadas durante toda la semana.
  • – Recurre a los purés y las sopas como alimentos sanos y fáciles de preparar que son.
  • – Llévate para cada comida una botella de agua de 1 litro (bébetela durante toda la jornada).

Emplea estos consejos cuando comas fuera de casa para poder alimentarte de una manera sana, tal y como harías si estuvieses en tu hogar. Es muy importante beber entorno a 2 litros de agua diarios para poder mantenerte hidratado y rendir al máximo en el trabajo.