El exceso de peso es el factor de riesgo más importante para la diabetes, en especial aquellos cuya grasa se distribuye alrededor de la cintura en lugar de aquellos cuya grasa está distribuida alrededor de la cadera y los muslos.

También se observó a través de estudios que el riesgo de diabetes se duplica aproximadamente en los que tienen sobrepeso y se triplicó en los pacientes con obesidad.Como mencione en mi artículo, anterior la Obesidad es una de las principales causas de la diabetes. Con base en estos hallazgos biológicos irrefutables, la reducción de peso es uno de los factores más importantes en la prevención de la diabetes y la eliminación de los peligros sistemáticos. La reducción de peso es una necesidad para todos los diabéticos con sobrepeso u obesidad.

Sin embargo, debido a ciertas circunstancias, el control del peso no es una tarea fácil para muchos individuos obesos. Muchas veces se le puede escuchar a alguien decir: “he hecho de todo para bajar de peso pero”…

 

Déjame darte rápidamente algunos consejos sobre cómo el ejercicio puede ayudar a perder gran cantidad de peso, y además te ayudará a curar la diabetes.

La rutina de ejercicio diario tiene una función doble en el manejo de la diabetes. También es unapieza clave en la reducción de peso. El ejercicio aumenta la tasa metabólica del cuerpo y hace que las células del cuerpo produzcan energía adicional. También se ha demostrado que el ejercicio es muy beneficioso en el control de azúcar en la sangre.

Además de ayudar en la reducción de peso que influye directamente sobre el desarrollo de la diabetes, también sirve como una terapia anti-diabética. Esto se hace a través de la liberación de insulina en el cuerpo que a su vez ayuda a eliminar el exceso de azúcar de la sangre. El ejercicio también es una actividad física e incluye cualquier cosa que ponga en movimiento, como caminar, bailar o trabajar en el jardín. Usted puede obtener los beneficios de la actividad física sin tener que ir a un gimnasio, hacer deporte, o el uso de equipo de lujo.

La inactividad es una enfermedad por completo. Es responsable de la obesidad entre las amas de casa, madres lactantes y creciente prevalencia de infarto de miocardio entre las mujeres en Estados Unidos. Aparte de aumentar las actividades de producción de insulina, la prevención y el control de la diabetes, el ejercicio también protege y preserva los sistemas del cuerpo de muchas maneras como:

  • Mejora las funciones del corazón
  • Aumenta el flujo de sangre a través del vaso
  • Regula la presión arterial