Un problema de salud frecuente que refieren las personas adultas es tener el colesterol elevado, lo que determina que el médico les indique diversos cambios en su estilo de vida y especialmente en la prohibición del consumo de algunos alimentos.

El colesterol es una sustancia grasa, que el cuerpo requiere de forma diaria para el funcionamiento vital del organismo. El colesterol en concentraciones elevadas produce problemas en la salud predisponiendo a padecer enfermedades cardiovasculares como infartos.

Existen diversas opciones para bajar el colesterol, algunas más simples de implementar que otras, teniendo en cuenta que deben modificarse hábitos y estilos de vidas completamente arraigados.

Para bajar el colesterol el ejercicio aeróbico constituye una opción ideal, porque a través de la actividad muscular se produce la degradación de sustancias energéticas, incluido el colesterol.

La ejercitación aeróbico habitual determina que el colesterol que se va depositando a nivel de las arterias sanguíneas, dificultado el pasaje de sangre, vaya al hígado para que se metabolice y sea consumido o eliminado.

El ejercicio aeróbico constituye casi la única alternativa en lograr que el colesterol bueno de la sangre aumente, ya que no lo puede realizar una modificación saludable en la alimentación diaria.