El estilo de vida actual determina que tengamos poco tiempo para otras actividades que disfrutamos como la actividad física, la práctica de un deporte o hacer ejercicios del método Pilates. Hay que tener claro que otras actividades por fuera de las habituales permiten que nuestro cuerpo y mente disfruten.

No es necesario asistir a un gimnasio y disponer de largas jornadas para ejercitar nuestro cuerpo. Algunos ejercicios del método Pilates puede realizarse en nuestra oficina. Las largas jornadas laborales en la misma posición, muchas horas frente al monitor y estrés son grandes enemigos del bienestar de la persona. Unos simples ejercicios de estiramientos realizados en no más de 10 minutos diarios logran disminuir las tensiones, mejorar la circulación sanguínea y fomentar la flexibilidad muscular. No se requiere de ninguna preparación ni aparatos sofisticados, solamente conociendo los ejercicios pueden practicarse en cualquier espacio, incluso en nuestra propia casa.

Los beneficios de tener unos minutos de descanso durante las largas jornadas de trabajo están demostrados científicamente, se mejora no sólo la concentración sino la productividad de los empleados. Por este motivo, en algunos países asiáticos es habitual que los trabajadores hagan gimnasia y ejercicios de meditación durante unos minutos en el horario de trabajo.