La práctica de algunos tipos de gimnasia o deporte implica un gran entrenamiento por parte de la persona, incluso lugares y equipamientos especiales para su realización.  El método Pilates ofrece una alternativa para que la gimnasia sea más atractiva y disfrutable por todos.

El método Pilates consiste en un ejercicio aeróbico en el que los movimientos deben ser lentos, coordinados, sin levantar pesas. El aprendizaje de Pilates lleva tiempo de práctica pero es simple, incluso los niños pueden practicarlos. No se requieren conocimientos avanzados, pero si contar con un instructor capacitado en el método Pilates que pueda orientarnos correctamente.

En Pilates la respiración y lograr un equilibrio interior son aspectos fundamentales que deben ser trabajados. Su práctica se realiza en un lugar preparado, en donde predomina el silencio, no se utiliza música estridente de fondo. La dinámica del Pilates es individual, realizando los movimientos de acuerdo al ritmo individual de cada uno.

La entrada en calor es de vital importancia, pero debe ser realizada gradualmente para preparar nuestros músculos para una amplia variedad de movimientos.

Aprender Pilates fácilmente es posible concurriendo a un instructor que nos oriente durante los primeros meses, para luego poder realizarlo nosotros mismos, incluso en nuestra propia casa.