La osteoporosis es una de las enfermedades más comunes de los huesos la cual es una disminución en la densidad de minerales en los huesos por lo que estos pierden su resistencia y se vuelven gradualmente quebradizos.

El principal problema de esta enfermedad es que conforme avanza el paciente se vuelve más susceptible a las fracturas por incidentes de menor gravedad y es propenso a las microfracturas que gradualmente pueden provocar serios daños y problemas.

De forma general se dice que existen tres tipos de osteoporosis: primarias tipo 1 y tipo2 y la secundaria.

La osteoporosis primaria tipo 1 también es conocida como osteoporosis postmenopaúsica y es exclusiva de las mujeres. Se estima que el 20% de las mujeres llegará a desarrollar esta enfermedad a partir de los 50 años.

La osteoporosis primaria tipo 2 también es conocida como osteoporosis senil y es causada por la misma edad. La incidencia de esta enfermedad es de 2:1 en proporción mujeres a hombres y suele desarrollarse a partir de los 75 años.

Por último la osteoporosis secundaria engloba trastornos de diferentes tipos ya sean enfermedades crónicas o efectos secundarios de medicinas. Esta incidencia afecta por igual a hombres y a mujeres y se puede presentar a cualquier edad.

La osteoporosis es una de las enfermedades con mayor prevalencia en la sociedad hoy en día, los riesgos de padecerla se pueden reducir drásticamente llevando una vida saludable con ejercicio, una dieta balanceada y el uso de algunos fármacos o suplementos alimenticios.