La artrosis es una enfermedad de los huesos del cuerpo humano, también conocida como osteoartritis, artritis degenerativa o enfermedad degenerativa de las articulaciones. En esta enfermedad el tejido cartilaginoso, que recubre los extremos de los huesos y que sirve como amortiguador, se desgasta y trae consigo dolores de articulaciones que se acentúan al momento de hacer ejercicio.

 

Las partes del cuerpo más afectadas son las manos, principalmente las articulaciones de los dedos; los pies; la columna vertebral y en especial las rodillas. Aunque en teoría cualquier articulación del cuerpo pudiera verse afectada

 

Síntomas

Los síntomas de la artrosis incluyen: dolores en las articulaciones, rigidez en las articulaciones en ocasiones llegando a bloqueos totales e incluso derrames. Estos últimos provocan la acumulación de líquido subcutáneo el cual es conocido como nodos de Bocuhard o nodos de Heberden. Los dolores suelen ir incrementando en frecuencia e intensidad conforme la enfermedad se desarrolla.

Los dolores de la artrosis se describen como punzantes o de quemadura y pueden sentirse directamente en las articulaciones o en los músculos cercanos.

En algunos pacientes se llega a presentar un sonido de crepitus, similar al de un objeto crujiendo, cuando éste mueve la articulación afectada.

Se ha reportado que los ambientes fríos y húmedos aumentan la sensación de dolor en los pacientes (McAlindon, 2007).

 

Causas

Artrosis primaria

Se trata de una enfermedad degenerativa propia de la edad, aunque los investigadores afirman que el estrés mecánico pudiera ser un factor crucial en el desarrollo de la enfermedad. Los factores que pudieran llevar a un mayor estrés mecánico incluyen la mala alineación de los huesos por causas congénitas; sobrepeso y obesidad que provocarían un mayor esfuerzo sobre los cartílagos; enfermedades neuromotrices que provoquen movimientos desequilibrados sobre las articulaciones.

Cabe señalar que no existe evidencia que señale que correr o hacer ejercicios como voleyball y basquetball aceleren el proceso (Bosomworth, 2009).  De acuerdo a este estudio, el ejercicio moderado pudiera incluso reducir los dolores que sufren los pacientes.

Investigaciones recientes señalan que “Tronarse los dedos” tampoco afecta en el desarrollo de la artrosis de acuerdo a Deweber en Knuckel cracking and hand osteoarthritis(Deweber et al, 2011).

Artrosis secundaria

En este caso la osteoartritis presenta los mismos síntomas pero su causa esta ligada a otros factores tales como:

-Enfermedades congénitas de las articulaciones.

-Diabetes.

-Enfermedades crónicas inflamatorias y enfermedades crónicas inflamatorias propias de las articulaciones: Gota, Costocondritis, Artritis reumatoide, enfermedade de Perthes, entre otras.

-Daño físico al cartílago de forma directa.

-Infecciones en la articulación.

-Síndrome de Marfan

-Síndrome de Ehlers-Danlos

-Hemocromatosis

 

Tratamientos

Al igual que muchas enfermedades de los huesos, la osteoartritis es más fácil de prevenir que de tratar. En muchas ocasiones el tratamiento consistirá en una dieta para reducir el peso y realizar ejercicio moderado para fortalecer las articulaciones.

En caso de presentarse dolores crónicos al paciente se le receta algún tipo de analgésico que se adecue a su modo de vida y necesidades.

En casos avanzados se pueden llegar a recetar esteroides (glucocorticoides) para reducir los dolores agudos de forma temporal.

Cirugía

Algunos pacientes pueden ser candidatos de una cirugía de remplazo, en muchas ocasiones se realizan para rodilla y cadera. En la cirugía de remplazo de articulación se crea una nueva superficie que remplaza el cartílago y que cumple la función de amortiguar el impacto de la misma.

Medicina alternativa

Existen una gran variedad de tratamientos de medicina alternativa para la Artrosis, estos van desde la administración de suplementos alimenticios (vitaminas, glucosamina, omega 3 y otros componentes) hasta la acupuntura. El principal objetivo de estos tratamientos es corregir la dieta del paciente y controlar los dolores del paciente.

Cabe señalar que la medicina alternativa no ha sido probada como un tratamiento eficaz para la artrosis.