Desde hace un par de décadas distintas clínicas alrededor del mundo han documentado acerca de un comportamiento inusual en los huesos de pacientes postoperatorios de cirugías para revertir el hiperparatiroidismo primario (HPP).

En las cirugías normales el paciente suele padecer de hipocalemia durante los primeros días o incluso una o dos semanas, después de este tiempo la paratiroides recupera su función y los niveles de calcio vuelven a su normalidad. Sin embargo un porcentaje de los intervenidos llega a desarrollar la enfermedad del hueso hambriento.

El síndrome del hueso hambriento es una enfermedad que se caracteriza por la hipocalemia, baja retención del calcio en la sangre; hipofosfatemia, baja retención del fósforo en la sangre; e hipomagnesemia, baja retención del magnesio en la sangre. Todo esto se debe a una remineralización excesiva en el hueso, es decir, el concentrado de minerales en los huesos aumenta drásticamente.

De acuerdo a los estudios que se han hecho, el síndrome suele suceder en pacientes mayores a 30 años quienes se han visto expuestos de forma crónica a enfermedades que provocan la reabsorción de los huesos asociados a altos niveles de la hormona paratiroidea (PTH).