El cancer de hueso o cancer óseo es un tipo de cáncer poco común el cual se manifiesta como un tumor maligno dentro del tejido óseo.  Al igual que otros tipos de tumores, en el hueso se pueden presentar tumores tanto malignos como benignos, estos últimos no representan riesgos para la salud y su incidencia suele ser mayor.

El principal riesgo que conllevan los tumores malignos es que tienden a diseminarse a otros tejidos, crecen de forma desmedida y terminan por destruir el tejido saludable del hueso.

Síntomas

El principal síntoma es el dolor en huesos, debido a los procesos inflamatorios propios del cáncer es común que se presente un dolor persistente y progresivo.

 Causas

Al igual que otros tipos de cáncer, las causas directas que lo provocan se desconocen a ciencia cierta. Se sabe que algunas sustancia carcinogénicas pueden provocar este y muchos otros tipos de cáncer.

Algunas causas posibles incluyen radioterapias prolongadas y secuelas de retinoblastomas.

Tipos de cancer de hueso

Existen dos tipos de cáncer de hueso. Estos son los primarios, en cuyo caso el órgano donde se ha originado el cáncer es el hueso mismo, este tipo de cáncer es el más raro. Por otro lado se encuentra el secundario, en cuyo caso el tejido donde se ha provocado el cáncer es otro y éste se ha migrado por medio de metástasis  al hueso (se ha diseminado a otros sistemas).

Así mismo se puede clasificar los tipos de cáncer de acuerdo al tejido al cual afectan. Los huesos poseen tres tipos de tejido: osteoide (el hueso compacto), tejido cartilaginoso y fibroso.  Además posee diversos elementos dentro de la médula ósea (también llamada tejido blanco). Dependiendo del tipo de tejido en el cual se manifieste el tumor el cáncer de hueso se puede clasificar como:

Osteosarcoma. Cáncer que afecta al tejido osteoide del hueso. Su mayor incidencia es en la rodilla y el humero.

Condrosarcoma. Cáncer que afecta al tejido cartilaginoso del hueso. Su mayor incidencia es en la pelvis, piernas y hombros.

Sarcomas de Ewing (ESFT). Se trata de un conjunto de cánceres los cuales pueden surgir tanto en tejido óseo como en tejido periférico blando (músculos, tejido adiposo, vasos sanguíneos y otros) y afectan las funcionas del hueso.

Incidencia

En Estados Unidos se diagnostican 2,300 casos cada año, se trata de uno de los cánceres menos comunes. De acuerdo a estadísticas a la Sociedad Americana de Cáncer se conocen los siguientes datos.

El osteosarcoma tiene una mayor incidencia en la población joven, en especial entre los 10 y 19 años. También existe una incidencia considerable en personas mayores a 40 años que han padecido enfermedades óseas con anterioridad.

El condrosarcoma tiene una mayor incidencia en la población adulta, en especial personas mayores de 40 años.

Las ESFT ocurren en la población joven, al igual que en el osteosarcoma, esta tiene mayor incidencia en personas menores de 19 años.

Tratamientos

Existen diversos tratamientos para la cura del cáncer de hueso. Dependiendo del tipo de cáncer y las características del paciente algunas opciones incluyen:

Cirugía. Es el tratamiento más usual, en ella se extirpa el tumor y tejidos próximos a donde se encuentre éste. Después de estas cirugías es necesario tratamientos reconstructivos para restablecer la integridad del hueso.

Quimioterapia. En ella se administran fármacos anticancerosos los cuales destruyen el tejido maligno aunque tiene serios efectos secundarios en el paciente.

Radioterapia. Se emplean rayos X de alta energía para eliminar de forma localizada el cáncer. Se suele usar como un tratamiento auxiliar para la cirugía.