A la hora de realizar cualquier ejercicio en el que se quiera modelar el cuerpo, se deben de seguir una serie de pautas para que se ejecuten adecuadamente y que lleven a una figura que sea realmente correcto para obtener el fin deseado. Por eso es bueno que fatigues primero las regiones más débiles, siguiendo este orden:

1-    Oblicuos

2-    Abdominales inferiores

3-    Abdominales superiores

  • Mantén un equilibrio en el entrenamiento (entrena los músculos opuestos) hay que complementar los abdominales con lumbares para lograr ese equilibrio.
  • Mantén una contracción constante a lo largo de la serie.
  • Reduce el descanso al mínimo entre cada serie.
  • Prueba colocar los brazos de diferentes formas hasta que encuentres la manera de ejecutar correctamente.
  • Como regla general limita el rango de movimiento a 45 grados o menos: no hay que hacer elevaciones completas. De forma excepcional se pueden hacer grandes recorridos para emplear el psoas en deportistas muy avanzados.
  • Mezcla los ejercicios de forma periódica para que tu musculatura no se acostumbre y la rutina sea más efectiva.
  • Incluya un calentamiento y un enfriamiento en tus rutinas.
  • Incrementa tanto el número de series como el de repeticiones y la carga a medida que vas avanzando en el programa.
  • La velocidad de ejecución puede ser:

Lenta: 1 repetición por cada segundo

Moderada: de 1 a 2 repeticiones por segundo

Rápida: mas de 2 repeticiones por segundo

Explosiva: el número de repeticiones variará, dependiendo del rango de movimiento del ejercicio. Se suele emplear balones medicinales en este tipo de ejercicios y lo importante es que la velocidad sea la máxima que se pueda adquirir.

Recuerda que las ganancias se pierden rápidamente si se deja de entrenar.