Existe una gran variedad de ejercicios que pueden ser realizados sin la necesidad de emplear máquinas ni mancuernas y que nos ayudarán a estar en forma. Este tipo de ejercicios utilizan la gravedad y la masa de nuestro cuerpo como resistencia a superar.

Entrenar utilizando nuestro propio peso puede ser beneficioso para nuestra forma física, pero como todo tiene sus límites. Llegaremos a un punto del entrenamiento en el que nuestro cuerpo necesitará crear una tensión superior si queremos que continúe creciendo y por lo tanto tendremos que recurrir a las pesas o aumentar bastante el número de repeticiones a realizar en cada ejercicio.

Muchas personas empiezan superando su propio peso antes de comenzar rutinas muy duras en el gimnasio (periodo de adaptación), es una buena manera de adaptar tu cuerpo a un ejercicio mucho más intenso para el que necesitarás unas condiciones físicas previas.

Los ejercicios más populares y fáciles de hacer utilizando nuestro cuerpo únicamente son las flexiones o fondos, los abdominales, las sentadillas

images

Cuando no puedas acudir a tu gimnasio o lugar de entrenamiento, puedes recurrir a este tipo de ejercicios para mantenerte en forma. Cuanto más grande sea tu músculo más cantidad de calorías quemará mientras se encuentre en reposo (aumento del metabolismo) por lo que es recomendable que evites estar sin entrenar durante grandes periodos para no perder más muscular y engordar.

Si realizas ejercicios físicos de intensidad moderada-alta es muy importante que te mantengas hidratado para evitar pinchazos y tirones, más aún cuando realizas ejercicios en los que tu peso es el objetivo a superar.