Lograr una silueta delgada implica un desafío importante para algunas personas, que refieren realizar un control en las calorías que ingieren a través de la comida así como la práctica de largas jornadas de ejercicios diarios.

Es habitual que la persona comience a perder peso de forma mantenida mientras logre un balance negativo entre el ingreso energético y el gasto. De mantenerse así en el tiempo la persona logrará adelgazar a buen ritmo, no superando el kilo de peso semanal, lo que permite mantenerse saludable.

Un problema que suelen presentar las personas que están logrando adelgazar es que no logran perder barriga, es decir, que siguen teniendo un tejido adiposo en exceso a nivel abdominal.

Para perder barriga se deben realizar series repetidas de ejercicios abdominales, que permiten que se queme la grasa a nivel local. Los ejercicios abdominales son fundamentales para el descenso de la barriga. Se debe comenzar a realizar una o dos series de 20 abdominales, las cuales se irán incrementando semanalmente, siempre teniendo en cuenta el plan integral de ejercitación.

Perder barriga no se logra solamente por ingerir menos alimentos sino que los ejercicios abdominales constituyen un pilar fundamental para lucir un abdomen plano.