En la actualidad, la práctica de la actividad física, Pilates e incluso deportes se ha trasladado a recintos cerrados denominados gimnasios. Los mismos constan de instalaciones adecuadas para la realización de diferentes ejercicios aeróbicos y levantamiento de pesas. Se debe contar con máquinas para caminar o trotar así como bicicleta aeróbica, estos aparatos permiten desarrollar un trabajo aeróbico intenso, haciendo que el cuerpo entre en calor rápidamente para luego continuar con el resto de la rutina de ejercicios.

El recinto es utilizado por varias personas a la vez, lo que no constituye un ejercicio en equipo, porque cada persona tiene su propia rutina adaptada a sus necesidades particulares, pero implica que hay interacción, charla y colaboración entre las distintas personas.

Una rutina de ejercicios adecuada, comienza con una fase intensa de ejercicio aeróbico, luego se pasa al ejercicio anaeróbico de musculación y ejercicio aeróbico moderado a leve para finalizar la jornada. Este ciclo permite una adecuada adaptación del cuerpo en su metabolismo energético y metabólico. En el caso de los deportistas profesionales los requerimientos de ejercicios pueden varias y se adaptarán a cada situación particular.

Concurrir varias veces a la semana al gimnasio es muy saludable, tanto tu cuerpo como tu mente saldrán beneficiados.