Es frecuente que nos guste desarrollar la masa muscular, esto aporta beneficios para la salud y la estética. Un cuerpo esbelto y trabajado demuestra dedicación y tiempo para mantener una adecuada silueta.

El desarrollo de la musculación corporal se realiza a través de la ejercitación de los diferentes grupos musculares, a través de levantamiento de pesas de forma graduada y repetitiva. Esta acción hace que el músculo genere mayor cantidad de fibras musculares y las que tiene se agranden como forma de responder a las demandas que se solicitan.

Cada grupo muscular requiere un trabajo individualizado, realizado de determinada forma en forma gradual para no lesionarlo. Es importante tener paciencia y constancia en la adquisición de musculatura, ya que no se logra de un día para el otro, requiere varias horas de gimnasio por varios meses.

También es fundamental contar con el respaldo de una persona capacitada que nos pueda orientar sobre los mejores movimientos sin posibilidad de generarnos lesiones esqueléticas.

Hay que trabajar de forma pausada, con una buena respiración que permita una adecuada oxigenación de las fibras musculares. Si nuestra demanda sobre los músculos es muy intensa podrían aparecer efectos negativos sobre la salud.