Los músculos forman parte del aparato osteoarticular del cuerpo, en conjunto con huesos, articulaciones y tendones. Se requiere una sinergia adecuada para que funciones de forma eficaz.

La masa muscular de una persona constituye parte de su peso corporal y varía en hombres y en mujeres. La proporción del cuerpo que constituye la masa muscular total depende del entrenamiento y el nivel de ejercitación que realiza la persona de forma habitual.

Existen algunos problemas de salud que llevan a la disminución de la masa muscular total, en cambio para su aumento solamente se consigue con el ejercicio aeróbico progresivo.

Con una alimentación balanceada que aporte los aminoácidos necesarios y la ejercitación de las fibras musculares se va ganando progresivamente masa muscular.

Es de vital importancia que el desarrollo de las masas musculares debe ser proporcional, permitiendo mejorar no sólo la fuerza sino la estética integral de la persona.

Como norma se deben ejercitar las masas musculares por sector corporal y grupo, desarrollando tanto los que producen un tipo de movimiento, como los antagónicos.

Es necesaria una ejercitación equilibrada por parte de los deportistas para que su masa muscular total sea armónica con su cuerpo, además de obtener los mejores resultados cardiovasculares.