El running creció a pasos agigantados y en Argentina cada vez se practica más, tanto en forma grupal como individual. Si bien es un deporte que tiende a no presentarse como una especialidad que no demande mucho dinero, desde las zapatillas running hasta otros elementos tienen su precio. (Para elegir tus próximas zapatillas running hace click en este sitio)

En esta nota te presentamos algunas cifras que podés llegar para tener en cuenta al momento de decidir practicar la especialidad. Mientras podés ir ajustando tus zapatillas running para comenzar tu carrera.

 

Según especialistas del deporte, hay una infinidad de aspectos en los que se debe hacer hincapié al momento de decidir ser runner. Entre ellos definir un estilo de vida, estar dispuesto a darle continuidad a un entrenamiento, respetar una alimentación y tener el mejor equipamiento.

Números de una carrera

Si bien el running es un deporte que podemos realizar en el tiempo y lugar que elijamos, al momento de prepararnos para una carrera debemos contar al menos con $500, debido a que es esa la cifra que cuesta cualquier carrera y puede escalar hasta los $1000.

¿Cuánto cuestan unas buenas zapatillas de running?

Un estudio elaborado por Buenos Aires Running Film Festival determinó que unas zapatillas running que resulten óptimas y brinden una buena performance cuestan, aproximadamente, desde unos 1500 pesos en adelante y hasta pueden sobrepasar los $3000, de acuerdo con la marca y el modelo.

En ese sentido, podemos decir que las zapatillas running son el factor más caro al que un runner debe hacerle frente, debido a que las zapatillas running son parte de la clave para ganar las carreras que decidimos correr.

Si bien hay una gran variedad de zapatillas running, las mejores no suelen ser las que más caras salgan sino las que nos brinden una mejor comodidad y nos brinden la seguridad de saber que podemos confiar en ellas para, tal vez, disputar nuestra mejor maratón.

Otros elementos que se complementan con las zapatillas running

Existen complementos que hace al rendimiento running. Quienes desarrollan este deporte confesaron que la preparación física en un gimnasio cuesta no menos de $1.500 por mes. A este gasto podemos sumar otros como el de un buen reloj para medir el tiempo y el kilometraje: un smartwatch de cualquier marca tiene un valor promedio de hasta $7.000.

Las zapatillas de running solas no conforman el conjunto de factores primordiales del running

Además de las zapatillas running, otro factor determinante en un corredor es la alimentación con la cual se nutre y tonifica su cuerpo. Por eso, la comida deber extremadamente sana, debido a que resulta esencial que mantengas equilibrados los niveles de energía para cada etapa que decidas llevar a cabo.

Una buena alimentación garantizará un buen funcionamiento de tu cuerpo y a su vez lo fortalecerá según lo que introduzcas en él durante los momentos previos a la carrera. En el día del desafío máximo, el día de la carrera, te ayudará mucho que consumas alimentas que tengan carbohidratos como, por ejemplo, las batatas y los panes integrales.

Es más, los médicos deportivos suelen aconsejar que los corredores los consuman por resultar ideales para el fortalecimiento de los músculos del cuerpo. Ese resultado, sin dudas, puede que lo sientas en tu cuerpo durante las jornadas donde participes de carreras de resistencia, donde habrá una extrema exigencia.

Según los especialistas tienen la virtud de digerirse bastante rápidos en el cuerpo, por lo que ingerirlos te brindarán un bonus de energía y provocarán que puedas aumentar tu exigencia física.

Zapatillas running al día y desayuno listo, dos puntos fundamentales para el día de la carrera

Si bien el día de la carrera siempre es especial, lo primero que hacés seguramente es darte un baño, cambiarte y ajustarte bien tus zapatillas de running, para luego para tomar el desayuno.

Asimismo, en el caso de que la prueba de running sea por la mañana, es recomendable que te levantes unas dos horas antes de que salgas de tu casa y comas un buen pan, jun jugo exprimido de la fruta que elijas e ingieras una manzana o una banana para complementar tu primera comida diaria.

Otros de los consejos que suelen brindar los expertos es comer una barrita de cereal para que la comas unos, aproximadamente, 40 minutos antes de hacerle caso a la luz ver de la largada. Correr con el estómago completamente vacío no es bueno, ya que la primera porción de alimentos ingerida solo es un poco del porcentaje sugerido para iniciar el desafío.

En cambio si la prueba de running vas a hacerla por la tarde, con dos horas antes del inicio de esta puedes comer arroz integral, ensalada con verduras cocidas y una carne blanca como, por ejemplo, pollo o pescado, las cuales se constituyen de proteínas que se degradan con rapidez en el estómago siendo y no tienen alto contenido de grasa.

Sin embargo, existen alimentos que no son aconsejables comer si eres runner. Estos tipos de alimentos son aquellos que tienen un alto grado de grasa, debido a que provocan que la digestión se vuelva más lenta y el cuerpo se sienta más pesado a la hora de moverse y hacer ejercicio, además de conservar un elevado grado de calorías.

Los alimentos con grasas, a su vez, se vuelven una piedra en medio de la carrera. Si bien especialistas en nutrición señalaron que es rico en energía, el chocolate también corre con la misma suerte por su grado de pesadez que puede generar en el cuerpo.