El dolor de espalda es un problema de salud muy frecuente, que lleva al consumo de gran cantidad de medicamentos analgésicos y múltiples consultas al médico. Las causas del dolor de espaldas pueden ser múltiples, desde dolores óseos, nerviosos hasta musculares.

Todas las personas a lo largo de su vida tendrán dolor en la espalda, especialmente en la región baja. Hay que tener en cuenta que múltiples actividades diarias predisponen en tener una postura incorrecta, que causa desvíos en las estructuras óseas normales y alternaciones musculares. También es influenciada por tensiones y nervios propios del estilo de vida moderno.

Para mejorar el dolor de espalda la gimnasia localizada puede ser una buena opción. Para lograr mejores resultados se puede realizar dentro de una piscina con agua templada, siendo la hidrogimnasia la técnica que consigue mejor analgesia.

Los ejercicios del método Pilates permiten que las masas musculares de la espalda sean trabajadas, logrando prevenir futuras situaciones de dolor. La mayor flexibilidad y la canalización de estrés que permite el método Pilates son todas ventajas que disminuye la aparición de contracturas y dolores de espaldas frecuentes. Se debe incluir como rutina semanal realizar ejercicios que trabajen la zona para prevenir futuras lesiones.