La actividad física implica el funcionamiento de todo el sistema cardiovascular y respiratorio, el mismo determina un entrenamiento para cumplir con las demandas. La actividad física aeróbica implica el consumo de oxígeno en grandes cantidad y sustancias nutritivas.

Con el entrenamiento repetido se logra aumentar la masa muscular, pero la misma requiere de tener todas las sustancias necesarias para su formación.

La masa muscular está conformada por proteínas mayoritariamente, las cuales se forman de aminoácidos, que se obtienen de los nutrientes ingeridos con los alimentos.

Las proteínas de la dieta son degradadas por el proceso de digestión, obteniéndose aminoácidos, los mismos circulan por la sangre y deben encontrarse en la variedad y cantidad necesarias para la formación de las proteínas propias del músculo.

En las personas que realizan deporte y buscan aumentar su masa muscular deben consumir una cantidad adecuada de proteínas en la dieta como forma de asegurar el aporte necesario de aminoácidos.

En algunas situaciones puede ser recomendable el consumo de suplementos dietéticos de aminoácidos como forma de garantizar la suficiente cantidad y variedad de los mismos. Siempre es preferible obtenerlos de forma natural a través de una alimentación variada, conteniendo carnes de todos los tipos, huevos y lácteos.