Mantener una vida sana y equilibrada no solo es tendencia sino necesidad, muchas personas se están dando cuenta de la gran importancia de mantenernos sanos y con buenas energías. Y, por ende, montar tu propio centro de entrenamiento personal como el de Health & Fitness puede ser una de las mejores decisiones que tomes en tu vida. Tu objetivo será el de lograr ser un buen empresario en el futuro ayudando a la sociedad. Montar este tipo de negocio además de ser para mejorar la imagen personal , en definitiva, la estética, es para mejorar la condición física aplicada a la salud, es decir, prevenir o eliminar dolencias mejorando la salud y calidad de vida, algo en lo que en estos momentos se está invirtiendo gran cantidad de dinero, asimismo, el objetivo principal es tener el esfuerzo para así ofrecer muchas interesantes y útiles actividades a la clientela, para que no sientan que están derrochando dinero.

¿Qué necesitas para emprender en tu nuevo negocio Fitness?

Como en todos los negocios, es necesario tener una licencia para así operar tu negocio legalmente, sin embargo, es un proceso complejo debido a los distintos requerimientos que pueda exigir el estado en el que te encuentres.

  • La ubicación de tu negocio es importante para la clientela ya que si se encuentra ubicado muy lejos, los clientes no llegarán a él. Debe estar en una zona de tránsito y con fácil acceso al transporte público.
  • Debes decidir qué tipo de centro y el tamaño de la instalación para incluir mas o menos servicios:- Zona de entrenamiento
    – Gabinete de terapias
    – Vestuarios
    – Oficina
    – Recepción
  • Dependiendo del tipo de centro que quieras abrir tienes que equiparte con las mejores herramientas:- Equipos de electroestimulación inalámbricos (la última tecnología)
    – Materiales para entrenamientos funcional;  balones medicinales, bandas elásticas, anillas…
    – Equipos para entrenamiento cardiovascular; remos, cintas y elípticas…

  • Contratar el personal cualificado, únicamente con profesionales. Lo más recomendable es empezar con dos preparadores físicos que adapten los entrenamientos, a los objetivos y niveles de los clientes (principiante, intermedio o avanzado), sus necesidades y limitaciones físicas.
  • Por último, establecer precios especiales en función de los horarios menos visitados.
  • También es muy importante un buen trato personal y una buena publicidad a través de los principales canales.

No debes olvidar que como en todos los negocios existentes, abrirlo cuesta dinero. Un buen consejo sería acumular el dinero suficiente, ahorrando al menos el 20% de tus ingresos o sueldo en un periodo de tiempo en el primer año para así poder acumular el capital necesario.