Sin lugar a dudas que el gimnasio constituye un lugar privilegiado para la realización de actividad física, consta de equipamiento especializado para ejercitar todos los grupos musculares y cuenta con la supervisión de una persona capacitada que podrá orientarnos en la mejor forma de realizar cada ejercicio.

Para las personas que comienzan en el ejercicio el gimnasio constituye el lugar ideal para iniciarlo. Pero cuando ya han adquirido experiencia hay varios espacios fuera del gimnasio que posibilitan una adecuada realización de actividad física.

Realizar el entrenamiento físico fuera del gimnasio contribuye a una mayor motivación por el contacto con espacios verdes y abiertos. Existen plazas y parques públicos con aparatos para la realización de abdominales que pueden ser usados libremente por los deportistas.

Otra ventaja es no depender de horarios de funcionamiento de gimnasio, no implica un gasto económico y no tener que esperar si hay gran cantidad de público en sus instalaciones.

Dentro de las desventajas de realizar ejercicio fuera del gimnasio se encuentra las condiciones meteorológicas que pueden impedir su realización en espacios al aire libre, así como otros determinantes dependiendo del lugar donde residamos, como tráfico, cantidad de personas e incluso seguridad del entorno.

Cada persona deberá valorar cuál es el mejor espacio para la práctica de ejercicios físico para mejor su estado físico.