El peso corporal recomendado de una persona se puede calcular en función de su altura, teniendo en cuenta que el cálculo proporciona un rango deseable. Cada persona es particular y tiene variaciones en su complexión física, razón por la cual se debe ajustar.

Si está claro que el descenso de peso mejora la salud de la persona, en este proceso el deporte y la actividad física cumplen un rol clave.

Un peso por encima de lo recomendado nos condiciona a tener sobrepeso u obesidad, que con el paso del tiempo exigen más a los músculos, huesos y articulaciones. Además la demanda sobre el aparato cardiovascular aumenta lo que determina un riesgo incrementado de enfermedades y problemas cardíacos como infartos.

Frente a esta situación el deporte tiene un rol destacado en el descenso de peso corporal, como forma de contribuir a un entrenamiento cardiovascular a través del ejercicio aeróbico. Toda persona que desee mejorar su salud deberá comenzar a descender su peso, realizando actividad física de 30 minutos de duración varias veces a la semana. Con el entrenamiento aeróbico progresivo se podrá aumentar el tiempo de ejercicio diario como forma de lograr mejores resultados. Los beneficios serán notados desde las primeras semanas de ejercicios.