La realización de actividad física de forma regular e intensa lleva al desarrollo de masa muscular, las fibras musculares se agrandan y hace que el órgano crezca de tamaño. Este aumento de tamaño requiere una mayor cantidad de proteínas, que es elemento mayoritario por el que están constituidos, las cuales se obtienen de la alimentación.

Para todos los deportistas que quieren obtener mayor masa muscular además de ejercitar intensamente deben aumentar el consumo de proteínas diariamente. Las mismas se encuentran en las diferentes carnes, en la clara de huevo y en la leche entera, entre otros alimentos. Incluso algunos deportistas toman complementos para aumentar el aporte de proteínas, a pesar, de con una buena dieta balanceada y variada se puede obtener todos los nutrientes esenciales.

Para los deportistas aficionados que no busquen un gran desarrollo de su musculatura no deben realizar cambios en su alimentación habitual, si es recomendable el consumo mayor de algún producto con mayor cantidad de proteínas, con lo cual, será suficiente para sus requerimientos.

La actividad física es saludable para la salud, pero la alimentación adecuada es un pilar que debe ir acompañando, para lograr mejorar la calidad de vida de las personas.