En la sociedad actual cada vez es más frecuente encontrar personas que sufren depresión, los cambios en la vida diaria, el estrés y la disgregación familiar entre otros aspectos se vinculan al problema. Existen múltiples tratamientos con medicamentos para tratar la depresión pero existe uno que es económico, sin efectos adversos y logra muy buenos resultados: el ejercicio.

La práctica de al menos 40 minutos de ejercicio aeróbico diaria mejora la oxigenación cerebral y del resto de los órganos del cuerpo, la frecuencia cardíaca y aumenta el metabolismo energético. Con la actividad física todo el cuerpo se activa y funciona, logran un mejor estado físico.

Por otra parte, la actividad física produce un cierto tipo de sustancias llamadas endorfinas que actúan a nivel cerebral produciendo la sensación de bienestar.

Estudios recientes evidencias que las personas que realizan actividad física habitual o la práctica de algún deporte tienen menor probabilidad de sufrir depresión. El ejercicio actúa como un antidepresivo natural que contribuye a que las personas sufran menos enfermedades no sólo físicas sino mentales. Por todos los beneficios que aporta el ejercicio, debe recomendarse su realización a personas de todas las edades al menos 30 minutos diarios.