En muchas ocasiones, las dietas que realizamos ponen en riesgo nuestra salud o no son del todo efectivas. Es por eso que en este artículo, te enseñaremos los mejores trucos y consejos para que armes una dieta efectiva que verdaderamente cumpla tus objetivos.

Para armar nuestra propia dieta, es necesario que, ante todo, conozcamos a la perfección nuestro metabolismo, ya que esto juega un papel fundamental en la pérdida de peso.

Antes de elegir una dieta, ante todo debes informarte para que tu cuerpo se adapte y no sea maltratado de manera severa. Si vas a realizar una dieta demasiado extrema, es recomendable que acudas a un nutricionista, el cual a través de análisis y un informe médico, podrá recomendarte las dietas que mejor se adaptan a tu organismo.

La realidad sobre las dietas que prometen perder muchos kilos en poco tiempo

Las dietas que prometen perder peso de manera rápida son, en su mayoría, poco saludables, ya que al consumir pocos carbohidratos, nuestra energía se agotará más rápidamente, llegando a sentirnos cansados y sin fuerzas. Es recomendable que, si en algún momento de tu dieta sientes malestar, des por finalizada esta dieta de inmediato.

¿Cómo elegir nuestras dietas efectivas y qué fallos no cometer?

Como bien hemos dicho anteriormente, a la hora de elegir una dieta efectiva debes tener en cuenta un factor principal: que se pierda peso de forma dietaslenta y progresiva, y no de manera excesivamente rápida, ya que esto puede tener un efecto negativo en nosotros, el famoso efecto rebote.

Para que una dieta sea efectiva, tiene que distribuir los nutrientes a lo largo del día, para que podamos perder peso de manera constante, para sentirnos con energía y para no pasar hambre, sintiéndonos así saciados.

Para que una dieta sea efectiva y saludable a la vez, debe hacernos perder entre 2-3 kilos semanales, como máximo. Haciendo esto, evitaremos que la piel quede arrugada y con estrías, dejándola firme y agradable a la vista.

¿Cuándo deberemos parar de realizar una dieta?

Mucha gente se pregunta cuándo poner fin a una dieta, es decir, cuándo una dieta deja de ser efectiva. La respuesta es clara:

  • Cuando la dieta realizada nos esté ocasionando graves problemas de salud
  • Cuando al realizar la dieta en cuestión, perdamos menos de 250 gramos a la semana.
  • Cuando nos sintamos sin fuerzas, con agotamiento físico o mental.

 

Cuando veamos patentes algunos de estos síntomas, lo mejor es cambiar la dieta de inmediato, pudiendo así seguir bajando de peso.

Ahora ya sabes cómo preparar o elegir dietas efectivas, manteniéndonos siempre fuertes, llenos de energía y vitalidad y sobre todo, cumpliendo nuestro objetivo: bajar de peso de forma sana y rápida.