El sobrepeso está dado por un desajuste entre el consumo de energía del cuerpo y el aporte a través de los alimentos. Este balance mantenido en el tiempo hace que la persona aumente de peso de forma constante. Para revertir esta situación existen dos alternativas, disminuir el consumo de alimentos, haciendo que el cuerpo posea menos energía, obligando a que consuma aquella almacenada en los depósitos de grasa corporal.

La otra opción, que puede realizarse simultáneamente y no son opuestas, es el aumento del gasto energético. El mismo va desde aumentar las actividades diarias, realizar actividad física y la práctica de deportes. El deporte es un gran aliado para las personas que tienen que bajar de peso, porque permite quemar gran cantidad de calorías además de los beneficios que aporta para la salud cardiovascular.

Para las personas con sobrepeso hay que comenzar con una actividad física de baja intensidad varias veces a la semana, para luego ir aumentado en el tiempo dedicado. Luego se podrá pasar a un escalón más intenso para aumentar el gasto energético, pero siempre respetando los tiempos y los gustos de cada persona, para que no abandone el deporte. Bajar de peso no es sencillo pero es necesario concientizar que el deporte puede contribuir en gran medida.