Contar con un calzado adecuado es fundamental para que nuestro cuerpo pueda mantener una postura adecuada, y que no se presenten problemas de columna y articulaciones en el futuro. Los pies sostienen todo nuestro cuerpo, contar con un apoyo firme y amplia garantiza que el peso se distribuya en forma correcta.

El uso de tacos altos, mayores de 10 centímetros lleva a que este peso esté concentrando en los dedos del pie, esta distribución despareja lleva a una sobrecarga de los mismos.

También traerá otros problemas de salud:

  • Se producirá una sobrecarga de las articulaciones, pudiendo generar dolores, ya que el pie toma una postura no natural.
  • La fuerza sobre los dedos lleva a que se generen deformidades en los mismos.
  • Se acorta el tendón de Aquiles, produciendo dolor en ambas piernas sobre todo cuando se utilice calzado bajo.
  • La columna se apoya en ambos miembros inferiores, el uso de zapatos con taco alto producirá dolores a nivel lumbar y cervical.
  • Mayor predisposición a esguinces de tobillo.

Es muy frecuente en las mujeres utilizar zapatos con tacos altos, hay que informarse sobre los riesgos sobre la salud, posibles consecuencias futuras y elegir lo mejor para cada caso.

Lo ideal es elegir el calzado más bajo posible, la mayor cantidad de horas al día.