La mayoría de las mujeres es frecuente que tengan algún grado de celulitis. No están muy claras las causas de que aparezca, pero se la vincula a una cuestión hormonal, ya que sucede casi exclusivamente en el género femenino.

Hay varios tipos de celulitis, pero en todas se observa hoyuelos en la piel, que se producen por una alteración en la capa grasa de la piel y se generan alteraciones que se evidencian en la textura de la piel, es conocida como piel de naranja.

Es importante tener en cuenta que la celulitis no es sinónimo de tener una enfermedad, pero genera una gran preocupación por los aspectos estéticos. Genera una gran vergüenza en las mujeres como luce la piel de algunas porciones de su cuerpo, llevando a que tomen en cuenta estos aspectos para elegir el tipo de ropa que usarán.

Hay muchas técnicas para intentar disminuir y combatir la celulitis, pocas de ellas con probada eficacia y resultados garantizados. Lo mejor es prevenir su aparición, donde la actividad física especialmente la gimnasia localizada es un pilar fundamental. La ejercitación de las regiones propensas a padecer celulitis permitirá que su incidencia disminuya. La alimentación saludable es otros aspectos que debe tomarse en cuenta para evitarla.