A la hora de dedicarse a algún deporte a nivel profesional se deben tener hábitos saludables, tanto en el día a día como de forma puntual, ya que de lo contrario la forma puede no ser la mejor. Si se siguen de forma adecuada se podrá llegar a la élite e incluso llegar a ser objeto de apuestas en 888Sport.es. Algo que ayudaría a tener una buena forma es ir a pilates, ya sea en un gimnasio o en el mismo entrenamiento del equipo o del club del que se forme parte. Repasaremos algunos ejercicios a la hora de hacer pilates.

Ejercicios de pilates

– El cien: es un movimiento para el calentamiento, el cual ayuda a aplanar el abdomen, los brazos y a darle ritmo a la circulación. En este ejercicio hay que acostarse sobre la espalda, levantar las piernas hasta un ángulo de 75 grados, levantar cabeza y hombros y llevar los brazos arriba y abajo. Mientras, se debe inhalar durante cinco segundo y exhalar durante otros cinco. Hay que realizar un total de 100 respiraciones.

– Rodamiento hacia delante: con este movimiento se estiran los músculos y se masaje la columna vertebral. También se estimula la circulación y la respiración es mucho mejor. Para ello hay que acostarse en una colchoneta con las manos encima de la cabeza y rodar el cuerpo de forma lenta en sentido a tus pies hasta llegar a sentarse.

– Círculos con la pierna: en este ejercicio se fortifican abdominales, caderas, muslos y músculos isquiotibiales. Para ello hay que acostarse nuevamente sobre una colchoneta, pero en esta ocasión con las piernas extendidas a lo largo del suelo. Se levanta la pierna izquierda hacia arriba del todo, se apuntan con los dedos al techo y se realizan círculos con la pierna derecha sin mover ni levantar las caderas. Hay que realizar un total de cinco círculos en el sentido contrario en las agujas del reloj y luego se repite con la otra pierna.

– Estiramientos con la pierna: a la hora de realizar este ejercicio se fortalece el transverso del abdomen. Para practicarlo hay que tenderse en una colchoneta y levantar cabeza y hombros. Se extiende la pierna derecha hasta llegar a un ángulo de 45 grados y se inhala y abraza la rodilla izquierda en dirección hacia el pecho. Mientras se sigue inhalando se extiende la pierna izquierda a medida que se abraza la otra rodilla. Tras ello, se exhala y se vuelve a abrazar la rodilla de la pierna izquierda y así sucesivamente. Se deben realiza de cinco a diez repeticiones por cada extremidad.

– La sirena: este ejercicio activa el transverso del abdomen y estabiliza tanto la pelvis como la columna vertebral. Hay que sentarse en la cadera del lado izquierdo con las piernas apiladas y las rodillas un poco dobladas. Con la mano izquierda en el suelo se procede a estirar las piernas. Se levanta el todo con las piernas y los pies apoyados en un lado. Tras ello se repite con el lado derecho.