El método Pilates consiste en un tipo de gimnasia particular que trasciende mucho más que los movimientos que se realizan. La persona que pretende aprender Pilates debe tener claro esta situación para enfocarse en un estilo de vida y visión sobre el entorno.

No hay una única técnica para aprender Pilates, existen distintos caminos para lograr adquirir las habilidades deseadas. Se basa en la relación entre estímulo, movimiento y comprensión. Los movimientos básicos del método Pilates deben ser integrados por la persona para su realización. No se basa en una repetición automática y repetitiva de los mismos por un periodo de tiempo.

Es necesario que la persona tenga en cuenta el aprendizaje por repetición como forma de evitar esta situación a mediano y largo plazo.

El estudiante de Pilates debe ser capaz de ser sensible a su entorno y estímulos externos como forma de realizar movimientos acordes al mismo. El profesor de Pilates ocupa un lugar destacado en el aprendizaje, para lograr movimientos acordes en la práctica. El estudiante deberá estar atento para mejorar su técnica, evitando los movimientos inadecuados con el método Pilates. El aprendizaje del mismo lleva tiempo y dedicación pero puede lograrse si hay compromiso y dedicación.