Además de tener un gran efecto sobre nuestro bienestar de cada día, la fatiga suprarrenal puede ser la causante de un cambio en tus necesidades nutricionales.

La incapacidad para retener el sodio se destaca como un sello distintivo de una afección suprarrenal y significa que, a diferencia de la mayoría de la población, uno se beneficiaría de aumentar su consumo de sal.

Beber agua salada te podría ayudar a hacer esto, pero puede no ser necesario. Consulta con tu médico para obtener información sobre tu condición.

Beneficios de la sal para el organismo

El sodio es un mineral importante necesario para mantener el equilibrio electrolítico. Permite una transmisión saludable de los impulsos nerviosos y una adecuada contracción y relajación de los músculos.

Nuestro cuerpo necesita sal para realizar sus funciones con normalidad, pero siempre en pequeñas cantidades. Las células trabajan en dependencia de la sal (concretamente del sodio que contiene) para mantener el equilibrio y las reacciones químicas del cuerpo.

El sodio también juega un papel en el mantenimiento del equilibrio de líquidos en todo el cuerpo. Los riñones son el área principal de almacenamiento de sodio y lo liberan al torrente sanguíneo según sea necesario.

Los riñones procesan el exceso de sal produciendo urea, que se elimina de nuestro organismo a través de la orinal Cuando se ingiere agua salada, los riñones eliminan el exceso de sal al extraerla de la sangre.

Los términos sal y sodio a menudo se usan indistintamente, pero el sodio en realidad es un ingrediente de la sal de mesa, que también contiene cloruro y yodo.

Muchos alimentos, como los que provienen del agua salada (como las algas y el marisco), contienen cantidades significativas de sodio. Las fuentes dietéticas más comunes de sodio son los alimentos procesados y la sal de mesa añadida, pero también se puede encontrar en formato de suplementos. Las propiedades del agua de mar hipertónica son múltiples para los deportistas o personas que quieran proteger las células de su cuerpo del estrés oxidativo.

Fatiga suprarrenal

Un periodo prolongado de estrés, en algunas personas, podría ser el causante de la fatiga suprarenal. Algunos expertos aseguran que los tejidos que se encuentran en la parte interior de la corteza suprarrenal podrían llegar a fallar después de una carga excesiva de trabajo.

Esto conduciría a una producción reducida de hormonas de la glándula, lo que puede llevar a niveles bajos de energía, falta de concentración, aumento de las alergias, infecciones repetidas, presión arterial baja y deshidratación.

La hormona adosterona

Uno de los cambios hormonales en la fatiga suprarrenal implica una caída en la producción de aldosterona.

Fabricado en las glándulas suprarrenales, este mineralcorticoide le dice a los riñones que reabsorban el sodio que los atraviesa, aumentando la cantidad contenida en el cuerpo. Esta acción ayuda a controlar la cantidad de agua retenida en el cuerpo, ya que el sodio retiene osmóticamente el líquido en el espacio exterior de las células.

Cuando los niveles de adosterona caen, lo hace también la retención de sodio en nuestro organismo, lo que podría causar deshidratación, micción frecuente, una bajada de la presión arterial y mareos al permanecer de pie.

Los otros síntomas observados en la fatiga suprarrenal ocurren como resultado de niveles más bajos de cortisol y DHEA, que son hormonas esteroides que las glándulas suprarrenales liberan en respuesta al estrés.

Qué cantidad de sal necesitamos tomar

Debido a las pérdidas de sodio que ocurren en la fatiga suprarrenal, las personas que padecen la afección pueden necesitar aumentar significativamente su consumo de este mineral.

La sal destaca por ser la principal fuente de sodio. Se puede encontrar en pequeñas cantidades de manera natural en algunos alimentos.

Pese a que las recomendaciones médicas tienden a tratar de reducir el consumo de sal, algunos expertos creen que un incremento de sodio podría ser beneficioso para personas afectadas con fatiga suprarrenal.

Beneficios de beber agua salada

Beber agua salada es una forma rápida y sencilla de aumentar los niveles de sodio en nuestro organismo. Además, puede ayudar a mantener la hidratación en las áreas externas de las células de nuestro cuerpo.

Sin embargo, para la mayoría, el sabor del agua salada puede resultar sumamente desagradable. Es por ello que se han creado alternativas naturales en forma de suplementos de agua de mal purificada que aporte múltiples beneficios al organismo, no solo en caso de fatiga suprarrenal, sino también a la hora de realizar deportes o ejercicios de alta intensidad.

 

También te puede interesar: Alimentos ricos en minerales y cómo incluirlos en tu dieta