Muchas personas creen que comer sano es suficiente para mantener un peso estable y saludable, pero no todo lo sano es necesariamente bueno cuando hay problemas de sobrepeso.

Cuando se tiene problemas de sobre peso además de comer sano, debe hacer dieta. Esta es una palabra clave ya que muchos alimentos sanos pueden sabotear la pérdida de peso. Acá hay algunos ejemplos:

Papas

Las papas son un alimento considerado sano ya que es una verdura. Muchos sólo comen papas cocidas o asadas para evitar comerlas fritas. Pero las papas tienen una gran cantidad de carbohidratos y de almidón que son muy contradictorios con la dieta. Las papas son sanas pero si comes 2 ó 3 deja de ser sano para convertirse en acumulación de peso.

Frutas

Muchas personas con sobrepeso cambian las sodas por jugos naturales de fruta como un sustituto sano para no consumir todo el azúcar que traen las bebidas gaseosas. Pero un jugo natural  de naranja, por ejemplo, conlleva exprimir 3 ó 4 naranjas lo que se transforma en acumulación de azúcar en nuestro cuerpo. Una persona en dieta debe comer sólo 1 o 2 frutas al día y no deben ser exprimidas ya que al exprimirlas se procesa el azúcar que traen.

Cereales integrales

Cuidado con los cereales integrales ya que a pesar de ser más sanos que los cereales normales aún así son una fuente de carbohidratos importante. Además, si pones atención a la tabla de nutrientes que traen todos los alimentos, te podrás dar cuenta que tienen mucho sodio, en otras palabras, sal. La sal en exceso es dañina ya que hace retener líquidos y puede provocar presión alta.

Para llevar una dieta efectiva, puedes comer las verduras verdes de manera ilimitada, las proteínas también son muy buenas, en especial la carne blanca como el pollo, el pavo y el pescado. La lecha descremada y el yogurt descremado también son buena fuente de proteínas.

Por supuesto toda dieta debe ir acompañada de ejercicio físico para obtener un resultado óptimo. Los ejercicios aeróbicos son ideales para bajar de peso ya que queman calorías y grasas rápidamente. Correr, trotar, andar en bicicleta, nadar e incluso caminar, son excelente ejercicios aeróbicos. Recuerda seguir estos consejos y obtendrás muy buenos resultados. Y recuerda, comer sano no es lo mismo que hacer dieta.