Alimentarse es una función esencial de los seres humanos, cada comida nos permite obtener las sustancias para el recambio constante de los componentes de las células y la obtener de energía para realizar las actividades diariamente.

Las proteínas son parte de los macronutrientes, es decir, aquellos que se requieren en una cantidad importantes, que se calcula en un gramo por kilo de peso corporal de forma diaria. Los requerimientos de proteínas pueden variar en algunas situaciones, como la presencia de una enfermedad o la necesidad de aumentar el consumo para generar mayor masa muscular.

El aumento de la masa muscular requiere aumentar el consumo de proteína en forma conjunta con la realización de actividad física. Si se aumenta el consumo de alimentos con alta cantidad de proteínas solamente lograremos que la misma se transforme en tejido adiposo y se almacene en nuestro cuerpo. Existen algunos suplementos deportivos que aportan proteínas, pero el consumo de alimentos de forma natural es la mejor opción para obtener proteínas de elevado valor biológico.

Todo tipo de carnes, tanto vacuna, aves, pescado aportan proteínas en elevado proporción según su peso. Además la leche y huevos son excelentes complementos de una dieta para obtener elevada aporte proteico.