Para aquellos que no reconozcan el termino de rinoplastia, es una cirugía que da una nueva forma a la nariz. Ésta puede ser aumentar o reducir su tamaño, cambiar la forma de la punta o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior.

El hecho de llevar a cabo una cirugía de este tipo no solo es por temas estéticos sino también por temas relacionados con la salud del paciente, muchos piensan que el objetivo principal es la de acomodar las facciones del rostro usando este tipo de cirugía, pero la verdad es que también se usa en cuestiones de salud donde el paciente necesita en algunos casos mejorar su respiración nasal.

Como resultado en el primer tiempo luego de salir de la operación, el paciente debe llevar un tapon entre uno y tres días, y una pequeña escayola que se retirará a la semana, presentando la nariz cierta hinchazón que desaparecerá en pocas semanas.

De todas formas, el resultado definitivo de la rinoplastia, se alcanza al año de la intervención quirurgica que es donde se notan y resaltas los primeros resultados mas sobresalientes (hablando desde el punto de vista estético).

No esta de mas decir que siempre es recomendable que este tipo de intervenciones se realicen en quirófanos apropiados y supervisados por médicos responsables.