La ortodoncia suele tener el inconveniente de ser poco estética, pero muchos progresos se han realizado desde un punto de vista de la comodidad y de la estética. De esta forma, existen varios tipos de aparatos discretos, que se funden con el color de los dientes, que son totalmente invisibles, o que están confeccionados con material transparente. Hablamos pues de ortodoncia invisible.

Autor: Jarmoluk-Pixabay

Desde hace varios años, algunos ortodoncistas ofrecen tratamientos que recurren a férulas transparentes.

Las férulas invisibles

Las férulas invisibles son aparatos dentales recientes que se adaptan perfectamente a la forma de los dientes y que están concebidos para desplazar los dientes suavemente.

Se llevan durante todo el día y toda la noche, y se pueden retirar durante las comidas. Normalmente no molestan demasiado a la hora de hablar, y son algo menos dolorosas que los brackets. Sin embargo, todavía no hay mucha democratización en cuanto al uso de esta técnica, y muy pocos ortodoncistas especialistas la practican.

Ventajas e inconvenientes de las férulas

La mayor ventaja de las férulas es su discreción y su facilidad de mantenimiento. Como se pueden retirar para cepillar los dientes, la higiene dental es más sencilla que con los brackets. Por tanto no hay miedo a dañar los dientes ni el esmalte dental.

La higiene dental

El tratamiento es bastante delicado puesto que conviene cambiar las férulas cada dos semanas aproximadamente, y visitar al ortodoncista generalmente cada seis semanas para garantizar el buen desarrollo del tratamiento.

Al igual que todo tratamiento de ortodoncia discreta, las férulas invisibles son caras, entre 4000 y 8000 € en función de la duración del tratamiento. Sin embargo, no siempre se pueden adaptar a todos los problemas dentales.

Los aparatos dentales de cerámica

Son más discretos. Estos brackets de cerámica son también más frágiles que los brackets metálicos. Se pueden romper con mayor frecuencia y requieren más cuidados.

Normalmente, los brackets colocados sobre los dientes del fondo, no visibles, son brackets metálicos, más sólidos y más rígidos, que permiten tirar más eficazmente sobre los dientes.

El precio de los aparatos de cerámica

Los brackets de cerámica son más caros que los brackets de metal, pero el sobrecoste no es forzosamente más alto. Es posible escoger únicamente brackets de cerámica para la parte superior, sobre los dientes visibles, lo que reduce sensiblemente los costes.

Como cualquier tratamiento de ortodoncia que pretende enderezar los dientes y mejorar ciertas funciones, la técnica lingual y las férulas transparentes requieren rigor e implicación por parte del paciente.